¿Se rompe el pacto de silencio? La estrategia de los rugbiers asesinos para evitar la prisión preventiva

Los rugbiers acusados por el crimen de Fernando Báez Sosa participarán de una audiencia clave en el juzgado de Garantías de Villa Gesell donde se definirá si continuarán en prisión preventiva, tal como solicitó esta semana la fiscal Verónica Zamboni, a cargo de la investigación por el brutal homicidio cometido en la madrugada del 18 de enero a la salida de un boliche. La defensa de los imputados pedirá el arresto domiciliario: ¿se rompe el pacto de silencio?

La audiencia será decisiva para el futuro de los ocho rugbiers que aún continúan detenidos por el crimen de Báez Sosa. El juez David Mancinelli analizará el pedido de la prisión preventiva presentado esta semana por la fiscal Zamboni, en un dictamen de 250 páginas que incluye detalles sobre la muerte del joven de 19 años y el intercambio de mensajes entre los acusados que demuestran la existencia de un pacto de silencio respecto al homicidio.

El abogado de los rugbiers, Hugo Tomei, sin embargo, pedirá una “morigeración” de la preventiva solicitada por la fiscal, con el objetivo de que los jóvenes imputados continúen detenidos pero bajo arresto domiciliario. Del otro lado, el abogado que representa a los papás de Báez Sosa, Fernando Burlando, exigiría que permanezcan tras las rejas e incluso que vuelvan a ser detenidos los dos rugbiers liberados esta semana, Juan Pedro Guarino y Alejo Milanesi. Para la fiscal, ellos dos no tuvieron participación en el crimen. Sin embargo, Burlando cree que los diez son responsables.

Para asistir a la audiencia de esta mañana, los rugbiers fueron trasladados muy temprano desde la cárcel de Dolores hacia Villa Gesell, para estar presentes en la audiencia que para el juez Mancinelli es “urgente” para definir el futuro de los detenidos. Según la fiscal del caso, los ocho jóvenes “tenían plena conciencia y conocimiento de que habían causado la muerte de Fernando y pese a ello todos huyeron del lugar y se escondieron”.

Leé más | «Hermano, estamos hasta las bolas»: la pelea de los rugbiers al enterarse de la liberación de sus amigos

De hecho, en uno de los chats que forma parte del expediente, se lee que los jóvenes hablan de la muerte de Fernando: “Llegó una ambulancia… Caducó”, dicen. Ahora, la defensa de los rugbiers buscará el beneficio de la domiciliaria, aunque podría no ser para todos, por eso no se descarta una ruptura del “pacto de silencio” entre los acusados, sobre todo luego de que esta semana fueran liberados Milanesi y Guarino.

SIN CÁMARAS, PERO CON POSIBILIDAD DE HABLAR

Si bien la audiencia de hoy no tiene carácter vinculante, es una de las pruebas más que podrá utilizar el juez Mancinelli para definir el futuro de los rugbiers. El magistrado tiene plazo hasta el sábado. Este tipo de audiencias buscan que las partes puedan argumentar antes de un fallo judicial, y están previstas en el artículo 168 del Código Procesal Penal de la provincia de Buenos Aires.

Leé más | Crimen de Fernando: las exigencias de los rugbiers para presentarse ante el juez de Garantías

Incluso, los imputados tienen la posibilidad de hablar. Lo cierto es que hasta ahora todos se negaron a declarar, aunque esta audiencia no tiene carácter de indagatoria. Sin embargo, hay un dato clave: desde el mismo momento del crimen, y tal como se desprende de los chats que están en manos de la Justicia, impulsaron un pacto de silencio. “Chicos, no se cuenta nada de esto a nadie”, dice en un mensaje de WhatsApp uno de los acusados, Ciro Pertossi, señalado como uno de los coautores del homicidio, junto a Máximo Thomsen.

En un principio la audiencia iba a ser televisada, ya que se trata de una instancia oral y pública. Sin embargo, por una “cuestión de espacio” no se permitirá el acceso de cámaras ni periodistas a la sala.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here