“¡Mi mamá está adentro, sáquenla de ahí!”: el estremecedor relato del incendio que provocó la muerte de la dueña de un supermercado chino en Palermo

Las primeras llamas modificaron el escenario por el que habitualmente transitan miles de vehículos, de manera frenética, por Avenida Córdoba al 5500. El humo que salía del techo del supermercado chino en Palermo, en el que cada día compran los vecinos de la zona, preocupó a los primeros curiosos, quienes jamás imaginaron el trágico desenlace en el que una mujer de 39 años murió atrapada en un incendio que derrumbó las paredes y las góndolas e hizo cenizas la mercadería.

Nil, oriunda de China, atendía la caja del lugar cuando contempló que en el fondo de la propiedad todo se prendía fuego. Cerca de la entrada, alcanzó a sacar a su hija de 15 años junto a ella. Sin embargo, desde la puerta, pensó en el dinero familiar, guardado en la última habitación, a la que llegó para tomarlo y salir nuevamente. Pero no pudo.

El fuego derrumbó dicha estructura y Nil quedó atrapada en un lugar que rápidamente fue absorbido por el fuego y al que los Bomberos de la Ciudad tardaron más de dos horas y media en constatar que, bajo dos metros de escombros y mercadería, yacía su cuerpo calcinado.

La familia de la víctima de 39 años quiso ingresar al supermercado para encontrarla
La familia de la víctima de 39 años quiso ingresar al supermercado para encontrarla (Franco Fafasuli/)

Marcelo Ibáñez, un trabajador de la zona, fue el último cliente que la vio con vida. “Llegué apenas algunos minutos después de lo que pasó. Antes había comprado una gaseosa y me iba a sentar acá a la vuelta, con un compañero de trabajo, a almorzar. Me atendió la mujer. Cuando llegué a la esquina vi que se estaba incendiando«, recordó.

Y continuó: «Empecé a correr para ver si había gente y en la puerta del supermercado había una nena gritando: ‘¡Mi mamá está adentro, sáquenla de ahí! ¡Mi mamá está adentro!”, contó el hombre, quien se exhibió conmovido ya que trabaja por la zona y aseguró que “todos los días compro en este supermercado”.

Con el correr de los minutos, la familia de la víctima comenzó a desesperarse. Primero, un tío de la mujer creyó que dentro de la propiedad permanecía su sobria. El SAME se comunicó rápidamente con la central y pudieron mostrarle una imagen de la menor, fuera de peligro, en el Hospital Tornú. Luego, tras forcejear con la Policía porteña, buscaron al marido de Nil, quien en realidad estaba en una de las ambulancias siendo atendido, ya que él fue el primero que intentó ingresar para salvar a su mujer.

Jimmy, marido de la mujer fallecida, fue llevado a una ambulancia para tranquilizarlo
Jimmy, marido de la mujer fallecida, fue llevado a una ambulancia para tranquilizarlo (Franco Fafasuli/)

“El cuerpo está en la pieza. Yo pedía entrar porque sabía que estaba con vida, me consolaban adentro de la ambulancia y no me dejaban salir. Yo les decía: ¡Sé donde está mi mujer, déjenme salir! ¿Podían sacar a una vecina y no sacar a mi mujer? No nos dan pelota porque somos chinos”, dijo Jimmy, marido de Nil, entre lágrimas.

El hombre fue la tercera persona en enterarse de que Nil estaba muerta. Primero fue su hijo, quien se descompuso y debió ser atendido por el SAME. Luego, el hermano de la víctima, quien abrazó a su sobrino. Finalmente a Jimmy, quien cayó de rodillas llorando, inconsolable.

Ibáñez, por su parte, reveló que se sacó la remera para ayudar y que ni llegó a entrar, ya que “los primeros efectivos de la Policía de la Ciudad no le permitieron ingresar al supermercado. Ella estaba en la caja y la nena en el fondo. Me atendió y a los 5 minutos pasó. Me quiero morir. Trabajo acá a la vuelta y soy cliente de ellos, hoy vine a comprar tres veces. Me quiero morir”.

“Me llevó el impulso de sentir que otro ser humano podía estar adentro, muriéndose. Al principio veía el techo y era como una chimenea. Salía una cantidad de humo impresionante”, agregó Ibáñez.

El frente del supermercado tras el agua que apagó el incendio
El frente del supermercado tras el agua que apagó el incendio (Franco Fafasuli/)

Según fuentes policiales, el fuego se desató tras un cortocircuito y el incendio provocó el derrumbe de un sector del local. Bajo esos escombros, las góndolas y la mercadería, tal como confirmaron los Bomberos de la ciudad de Buenos Aires y el SAME, se encontraba la mujer. En el local, de 8,60 metros de ancho y 20 de profundidad, se guardaba mercadería textil en la parte alta, ya que otra parte de la familia trabajaba en este rubro.

Ante el peligro de derrumbe y la temperatura de los escombros, los rescatistas informaron que demorarán algunas horas más en retirar el cuerpo de la mujer. «El humo generado se trasladó al edificio continuo y por eso evacuamos a los vecinos. Estamos dentro de las tareas de extinción, aún no comenzaron las tareas investigativas”, indicó Fernando Souto, jefe de Bomberos de la Ciudad.

En el lugar trabajaron más de 10 ambulancias y permaneció el helicóptero del SAME para asistir a quienes fueron afectados por el humo. En total, siete personas fueron trasladadas a los hospitales Fernández y Tornú.

Fotos: Franco Fafasuli

SEGUÍ LEYENDO:

Dramático incendio en el depósito de un supermercado chino en Palermo: murió la dueña del local

Incendio en la entrada a Villa Gesell: las llamas ya alcanzaron las primeras casas y evacúan a los ocupantes

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here