lunes, enero 25, 2021

El alarmante efecto colateral de la segunda ola de COVID-19 en Japón

“Es muy posible que las mujeres se vean más perjudicadas por la soledad, especialmente si no están casadas o lo están de forma infeliz...

Tucumán: comió una pizza en un bar y se sintió «asaltado a mano armada»

«Después no saben por qué nadie quiere vacacionar aquí. Y se lo dije en la cara al que estaba en la atención», dijo visiblemente ofuscado. Mirá lo que le cobraron.

Luego de meses de aislamiento y el cierre de locales gastronómicos, la reapertura de la temporada trae algunas sorpresas para los veraneantes en los Valles Calchaquíes.

Pablo Monteros, en su cuenta de Facebook, publicó una foto con los precios que tuvo que pagar en las últimas horas en un bar en El Mollar (Tucumán), al que acudió acompañado a ver el clásico entre Boca y River.

El texto que acompaña la foto, del cual extraemos el nombre del establecimiento, dice:

«Sentarte a ver un partido en el Mollar..Bar XXXXXXX, asalto a mano armada. Cerveza norte $400…y después no saben porque nadie quiere vacacionar aquí. Repito BAR XXXXXX ni en el lugar más caro de Tucumán.»

El autor, consultado por Periódico Móvil, expresó su indignación: «Hace 30 años tenemos casa en El Mollar y siempre tratamos de comprar todo aquí para generar ingresos. Entonces da bronca este tipo de cosas».

«Habrá una familia detrás de ese bar… pero no puedo dejar pasar un abuso de ese tipo. Y se lo dije en la cara al que estaba en la atención», indicó.

El bar se encuentra arrendado por la temporada y tuvo anoche alrededor de 25 clientes.

Las reacciones no se hicieron esperar, especialmente por el valor de la cerveza que consumió, la ausencia de un comprobante fiscal válido y que se incluyera «servicio de mesa» (o «cubiertos» como también se lo denomina).

En algunos lugares, como la ciudad de Buenos Aires, para poder cobrar servicio de mesa se debe incluir «como mínimo: un vaso de agua por persona apta para el consumo; una panera con al menos una unidad apta para celíacos o libre de gluten; sal libre de sodio, como opción a la sal común y pan tradicional y/o dietético, a elección del cliente».

En otras ciudades se exige mantelería y servilletas de tela, además de anunciar en la puerta y la primera página de la carta que se cobrará este ítem.

Latest Posts